Estados Unidos vence a las Nadeshiko por un 5-2

0

Estados Unidos se cobra su ansiada revancha tras haber perdido en la final de Alemania 2011. Las Nadeshiko se vieron superadas por Carli Lloyd, quien se puso el equipo a la espalda para llevar a Estados Unidos proclamarse por tercera vez como campeona del mundo.

Vancouver congregó a 53.000 espectadores en un ambiente insólito hasta ahora en el fútbol femenino.  Además, las americanas consiguieron el gol más rápido en la final tras anotar Carli Lloyd a los tres minutos del encuentro. En menos de media hora el partido ya se encontraba prácticamente sentenciado para las estadounidenses con un cómodo 4-1.

Japón necesitaba el balón para realizar su juego de toque e intentar acabar con la arrolladora estadounidense. Tras anotar el 4-2 en el minuto 52, las niponas veían un atisbo de luz en los 40 minutos restantes que quedaban para la finalización del partido. Poco les duro la alegría cuando Tobin Heath conseguía el 5-2 a los dos minutos y de ahí no se movería ya el marcador en todo el partido.

A pesar de que el partido haya terminado con un resultado tan abultado, esta séptima edición del Mundial de Fútbol Femenino ha supuesto un gran avance en el fútbol femenino en todo el mundo. Unos estilos que ya empiezan a formarse por naciones, un despliegue de toque que ofrece Francia o Japón, una verticalidad potente como la de Alemania o Estados Unidos. Además, Canadá será recordado por los españoles como el primer Mundial disputado por su selección. Este campeonato Mundial termina como empezó en 1991, con la victoria de Estados Unidos.

Fuente: Marca.com

Share.