Las prostitutas asiáticas se hacen pasar por japonesas para tener un mayor caché

0

El pasado mes de marzo, la policía detenía en Taiwan a una prostituta coreana de 29 años que se hacía pasar por japonesa en la puerta de un motel.

Kim Jungah, la mujer detenida, llegaba a Taiwan con la intención de vender su cuerpo. Seducida por una amiga suya para prostituirse, en tan solo 18 días ganó un millón de yenes, cerca de 8.000 euros.

Akira Ikoma, experto en la industria pornográfica explica que los taiwaneses se sienten atraídos por Japón en general. No obstante, es más bien una relación de amor-odio, ya que desde que fuera una colonia japonesa entre 1895 y 1945, siguen existiendo rencillas entre ellos. Prácticamente toda Asia tiene devoción por las mujeres japonesas y Taiwan no iba a ser menos.

En 2004, el gobierno de Corea del Sur llevó a cabo una ley contra la prostitución y consiguieron que decenas de miles de prostitutas emigraran a Estados Unidos, Japón y Australia. Al haber menos cantidad, el número de chicas que se prostituye en Taiwan haciéndose pasar por japonesas va en aumento.

Fuente: IPCdigital

Share.