El impuesto residencial se descontará directamente del salario

0

A partir de este mes de abril en Japón ocurrirán dos cambios importantes en el sistema de contribuciones: aumentará la tasa de jubilación y se obligará a las empresas a descontar el impuesto residencial del sueldo de los trabajadores.

En este nuevo año fiscal el valor de la contribución mensual al Plan de Jubilación Nacional (Kokumin Nenkin) costará 360¥ (2'74 EUR / 3'31 USD) más, para subir hasta los 15.590¥ (118'48 EUR / 143'43 USD). Además, habrá un reajuste en el beneficio de la jubilación que será reducido en un 0.5%.

Además, el pago del impuesto residencial (juminzei) pasará a ser descontado mensualmente del sueldo de todos los trabajadores asalariados, incluyendo a los que trabajan de forma temporal o parcial (arubaito).

Hasta ahora este impuesto podía ser pagado por los contribuyentes después de recibir en junio las facturas de parte del municipio. Desde ahora, en varias ciudades niponas, las empresas descontarán directamente este impuesto. De esta manera se dificulta la evasión fiscal por parte de los asalariados.

El impuesto residencial es obligatorio para todos los residentes, incluso para los extranjeros que no son turistas. Los que no cumplan con el pago tendrán dificultades para renovar su visado o para solicitar el visado permanente.

Share.