El gobierno japonés pide a Tokyo que pague los gastos del nuevo estadio olímpico

0

La polémica con el nuevo Estadio Olímpico de Tokyo sigue creando disputas entre todas las partes. Esta vez, el gobierno metropolitano de Tokyo se ha enfrentado al nacional por pedirle que asumiera parte del coste de la nueva sede olímpica.

Este nuevo episodio se suma a los ya vividos sobre las críticas del tamaño, la forma, la construcción y el coste excesivo que va a suponer la creación de un estadio de tales magnitudes.

Y es que el presupuesto asciende a 170.000 millones de yenes como primer presupuesto establecido. De esta cifra, se le ha pedido a Tokyo que aportara un tercio del gasto para poder llegar a realizarse dicho proyecto. Yoichi Masuzoe, gobernador de Tokyo, ha querido recalcar que esa es una cantidad ridícula y que el coste final será seguramente mayor que el inicial. Con esto, Masuzoe rechazó pagar la factura.

Por otro lado, Yoshiro Mori, ex primer ministro y presidente del comité organizador afirmó que el gobierno local de Tokyo ya sabía que tendría que contribuir económicamente en este proyecto, más que nada porque la idea de organizar unos Juegos Olímpicos partió del propio gobierno local.

Todas las partes necesitan llegar a una decisión definitiva y Hakubun Shimomura, ministro de Deportes ha entrado para hacer de mediador en el conflicto. En una reunión con Masuzoe intentó que se pusiera el dinero pedido. Por otro lado, ha sido él quien ha propuesto quitar el techo retráctil y la reducción del número de asientos fijos para abaratar el presupuesto del estadio.

El Consejo de Deportes, por su lado, ya ha decidido que finalmente serán 220.000 metros cuadrados de recinto olímpico y no los 290.000 en los planos originales. Se encuentran en una situación complicada con muchas partes afectadas y con demasiados intereses de por medio. El tiempo es un factor que juega en contra dado que el antiguo estadio olímpico ya ha sido demolido para dejar paso al nuevo.

El pasado Estadio Nacional de Tokyo para los Juegos Olímpicos de 1964 contaba con una capacidad de 48.000 espectadores. La construcción del nuevo símbolo deportivo de la ciudad deberá empezar en septiembre para que pueda estar completado para el Mundial de Rugby de Tokyo 2019.

Fuente: IPCdigital

Share.