Los desastres de McDonald’s Japón en 2014

0

El cierre de 2014 no ha sido bueno para McDonald’s Japón. La cadena de comida rápida no ha parado de ser noticia de escándalos relacionados con sus productos y esto se ha visto reflejado en el balance de la empresa, que ha terminado el año con pérdidas de hasta 17.000 millones de yenes (129.200'00 EUR / 156.400'00 USD). Es la primera vez en 11 años que la empresa se pone en números rojos.

Dientes y plástico en la comida

Los responsables de McDonald’s Japan han tenido que disculparse públicamente por los numerosos casos que están saliendo a la luz de clientes que han puesto quejas por haberse encontrado dientes y trozos de plástico en su comida.

Hace dos días una mujer de Osaka aseguró que había encontrado un diente humano entre sus patatas fritas; y lo mismo le ocurrió en septiembre a una clienta mientras se comía una hamburguesa, en la que había trozos de un material de color marfil. En aquel entonces hicieron pruebas para ver si los dientes eran de los trabajadores, pero no coincidían.

Además, hace una semana en Misawa un cliente se encontró trozos de plástico en unos McNuggets y en Koriyama un niño se hizo daño al masticar una pieza de plástico que había en su Sundae.

Ante la creciente denuncia de los usuarios, dos altos directivos de McDonald’s en Japón han ofrecido una rueda de prensa en Tokyo. Hidehito Hishinuma, alto ejecutivo, aseguró que “todos los casos se están investigando”. Los directivos esperan que estos casos no vuelvan a suceder.

Carne caducada y podrida

McDonald’s se vio afectada hace unos meses tras descubrirse el escándalo de la carne de pollo podrida procedente de China. La compañía Husi Food Company, filial del grupo estadounidense OSI, situada en Shanghai estuvo suministrando a los McDonald’s de Asia carne de pollo caducada, que se utilizaba en su mayoría para hacer nuggets. Husi llevaba años falsificando la caducidad de la comida para seguir vendiéndola como apta para el consumo.

La televisión china mostró cómo el personal recogía la carne caída al suelo y la arrojaba a la maquinaria procesadora, y cómo los trozos de pollo descartados por los controles rutinarios los pasaban una y otra vez hasta que superaban el control.

A pesar de que McDonald’s retiró todos sus McNuggets y hamburguesas de pollo en cuanto se supo la noticia, tuvo un impacto muy negativo para la compañía. McDonald’s ha cambiado su proveedor y se han puesto en marcha medidas para examinar más concienzudamente los alimentos.

Sin patatas fritas

Durante estas semanas los restaurantes de la cadena estadounidense han tenido que verse forzados a vender sólo patatas pequeñas. Debido a una huelga en varios puertos de Estados Unidos se ha retrasado el envío de patatas congeladas a Asia. Esta medida es temporal ya que temen que puedan quedarse sin patatas fritas hasta que se normalice la situación.

¿Se recuperará la compañía de la mala imagen que ha dado este 2014?

Foto: Shibuya246

Share.